Rebeca Gómez, de 20 años, comenzó hincharse. Estaba embarazada de siete meses, pero aquel súbito aumento de peso no era normal. Era su primer embarazo y comenzó a preocuparse.Le habían enseñado a detectar e identificar las señales de alarma del embarazo y sospechó que algo no iba bien. Rebeca vive en la comunidad de Tzabalhó, en el municipio de Chenalhó, en Chiapas. Forma una modesta familia junto a su esposo y sus padres. El doctor Carlos Bernardo González detectó el embarazo de Rebeca a los cuatro meses de gestación. Desde entonces, de manera periódica se desplazaba hasta casa de Rebeca para vigilar su salud y hacía seguimiento de los controles.
Cuando detectó el aumento de peso de la paciente, el doctor Carlos Bernardo González solicitó un ultrasonido de urgencia en la comunidad de San Juan Chamula. El resultado sorprendió a todos. Rebeca estaba embarazada de trillizos. Su embarazo era de alto riesgo. El doctor González activó la red de servicios que ofrece la jurisdicción sanitaria, los equipos zonales y los equipos de aseguramiento de la calidad de la atención médica. Rebeca fue atendida en el Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas, donde recibió la atención ginecológica que necesitaba y donde le recomendaron someterse a una cesárea.
El doctor González realizó todos los controles posteriores de Rebeca en su casa, para evitar que tuviera que desplazarse. Cuando llegó la fecha programada para la operación, el médico acompañó a Rebeca hasta al Hospital de la Mujer y no se separó de ella hasta que nacieron los tres bebés.
La identificación del embarazo, el seguimiento personalizado y la rápida detección de una situación de riesgo garantizaron que el embarazo de Rebeca concluyera de manera feliz, con la mamá y los tres bebés sanos.
El doctor Carlos Bernardo González implementó de manera eficaz la estrategia del plan local microregional de Chiapas, que permite la identificación temprana de las mujeres embarazadas. Además, el programa de Fortalecimiento de la Atención Médica permite garantizar el servicio de atención médica a las localidades a través de unidades móviles. El doctor Carlos pertenece a este programa que da servicio a cinco localidades y beneficia a 1.447 habitantes. La media de embarazos en esta zona es de entre ocho y quince mujeres embarazadas por localidad. Rebeca y su esposo han decidido acudir a los servicios médicos para la vigilancia del crecimiento y desarrollo de los trillizos, así como de la aceptación de un método de planificación familiar.

 

Compartir