17 de mayo de 2017

  • Se refiere a enfermedades como dengue, chikungunya y zika

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. – Para consolidar las estrategias de control vectorial y minimizar los riesgos de transmisión del dengue, chikungunya y zika, la Secretaría de Salud de Chiapas impulsó la creación de la Unidad Estatal de Investigación Entomológica y Bioensayos, la cual permitirá generar evidencia científica que ayude a mejorar las actividades operativas en el combate contra estas enfermedades.

En este sentido, el jefe de Enfermedades Transmitidas por Vector, Abel García Orozco, informó que debido a que el estado de Chiapas cuenta con las condiciones climatológicas y geográficas propicias para la cría y reproducción de diferentes vectores, es factible la circulación de diferentes padecimientos de transmisión vectorial, como dengue, chikungunya y zika, por lo que es necesario el estudio de cada uno de los insectos para implementar estrategias de control que minimicen los riesgos de transmisión.

El funcionario estatal explicó que esta unidad tiene el objetivo de generar evidencia científica de utilidad operativa, mediante el desarrollo y estandarización de ensayos biológicos, para  evaluar la susceptibilidad y/o resistencia de insectos ante sustancias para el control químico usadas en salud pública; así como vigilar la efectividad de las acciones con muestras biológicas procedentes de las diferentes jurisdicciones sanitarias y monitorear la distribución geográfica y espacial de diferentes vectores de importancia médica.

Abundó que la Unidad de Investigación Entomológica y Bioensayos de Chiapas cuenta con cuatro áreas: el insectario, para la producción de población de insectos; el bioterio, para la alimentación y cuidado de insectos hematófagos (aquéllos que se alimentan con sangre); el laboratorio de taxonomía, para la identificación de género y especie de artrópodos (animales sin columna vertebral); y el laboratorio de insecticidas y campo experimental, para la evaluación de insecticidas.

García Orozco detalló que en estas cuatro áreas se realizan las actividades de montaje e identificación taxonómica de insectos de importancia médica en salud pública presentes en el estado, además de acciones de bioensayo entomológico para evaluar la eficacia de los insecticidas usados en las 10 jurisdicciones sanitarias y pruebas de campo para la evaluación de insecticidas.

Asimismo, el desarrollo y prueba de nuevas técnicas de aplicación de insecticidas, evaluación de nuevos mecanismos para la colecta entomológica (nuevas opciones para la vigilancia entomológica que es la medición de la población del insecto), monitoreo de la resistencia de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus (larva y adulto), insectario para la cría de dípteros (insectos con dos alas) y otros insectos de importancia médica.

Compartir